Recientemente ha sido publicada en el número de Diciembre de la Revista del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid una entrevista que me realizaron al concluir las I Jornadas de Unidades de Fisioterapia celebrada el 27 de Noviembre. En esta entrevista respondo a algunas preguntas realizadas por Pedro Fernández para esta publicación, en la que realizo un breve análisis de la situación actual de la Fisioterapia en AP en la Comunidad de Madrid, y de algunas propuestas para el futuro más próximo. A continuación os dejo las respuestas tal cual se las envié, en bruto. Podéis descargar si os interesa el documento ya maquetado de la entrevista en la revista 30 días también.

ENTREVISTA RAÚL FERRER

Trabaja en el ámbito público así que este tema lo conoce muy bien. ¿Cuál es el papel a día de hoy de la fisioterapia en la atención primaria?

El fisioterapeuta en atención primaria como cualquier profesional de la Atención Primaria de Salud tiene dos objetivos generales muy bien definidos, la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. A día de hoy debido a la carga asistencial que gestionan algunas unidades esto es algo anecdótico en fisioterapia, por desgracia. En concreto el papel del fisioterapeuta es el de prevenir y tratar las alteraciones del movimiento.

En cuanto a los profesionales, ¿qué labor específica desempeñan los fisioterapeutas?

El grueso de fisioterapeutas de Atención Primaria (AP) dedica el 100% o porcentajes muy próximos a la parte puramente asistencial, dirigida a un pull de patologías descritas en un documento de 2004, que en teoría debería responder a las características de alta prevalencia y baja discapacidad, pero supone un listado de diagnósticos médicos en la práctica; esta tarea asistencial está enfocada principalmente a tratamientos individuales y ocasionalmente grupales sin ser propiamente dirigidos con métodos de Educación para la Salud (EPS), como sería deseable, algo que va cambiando poco a poco. De hecho la tendencia es a acercarse a porcentajes del 70-30 dejando casi un tercio de las horas para docencia: son muchos los compañeros que tienen alumnos de grado rotando en sus centros, además de las sesiones clínicas a otros profesionales; investigación: el año pasado de los diez proyectos que se presentaron a las Becas FIS apoyados desde la Gerencia de AP, dos estaban liderados por fisioterapeutas, así que la tendencia en este aspecto la actividad es creciente, y a pasos agigantados, y por último la gestión, más allá de la microgestión de las consultas, este sigue siendo nuestra gran cuenta pendiente.

Muchos profesionales creen que no se ha conseguido una buena integración en los equipos multidisciplinares en atención primaria. Siendo crítico, ¿me puede decir qué cree que ha fallado para que esto no se haya logrado?

Nunca hay un único factor, la voluntad e implicación de muchos compañeros a veces es un factor clave, pero podemos identificar tres grandes situaciones externas que no ayudan tampoco. Primero el ratio de fisioterapeuta – médico, o fisioterapeuta – enfermera ronda el 1:24 en la comunidad de Madrid (aproximadamente hay unos 4000 profesionales de medicina y enfermería, y 164 fisioterapeutas), lo que hace que la priorización de objetivos sea muy diferentes en cada estamento. Segundo, el tipo individual de intervenciones que se siguen haciendo en la mayoría de unidades dificulta la interacción con otros profesionales más allá de la derivación pertinente al inicio del tratamiento, y en tercer lugar; que la figura dentro de la gerencia que coordina a todas las unidades de fisioterapia en atención primaria recaiga en un profesional no fisioterapeuta ralentiza mucho cualquier proceso de avance de la profesión, porque no hay un interlocutor que comprenda nuestras circunstancias de antemano y pueda ponernos voz en los foros dónde se trata la continuidad asistencial y los abordajes multidisciplinares.

¿Cree que hay alguna forma de cambiar este rumbo? ¿Ya se está haciendo?

Por supuesto que la hay, principalmente reorganizando el tipo de actividad que se realiza, y eso pasa por cambiar los objetivos del fisioterapeuta, de un “reductor de lista de espera” a los propios de un agente de salud altamente cualificado en el tratamiento y prevención de alteraciones del movimiento como ya somos. Para llegar a esto se están dando pequeños pasos, cambios en los indicadores de actividad, pequeñas variaciones en cartera de servicio, etc. Algunas unidades ya funcionan de otra manera mucho más acorde a los tiempos, no sin algunas trabas, incluso desde dentro del colectivo, es cierto. Todavía queda mucho camino por recorrer para que se perciba el cambio a nivel global, pero se puede conseguir, claro que si.

Venimos de un pasado difícil para la profesión, ya que en atención primaria las primeras unidades de fisioterapia comenzaron a funcionar hace no mucho tiempo, en los años 90. ¿Ha cambiado mucho desde entonces? ¿En qué sentido?

Hace más de 23 años de la circular 4/91 que establece los criterios que hoy en día son vigentes todavía para nuestra profesión, el fisioterapeuta en muchos casos ya graduado, Máster en otro tanto y en algún caso doctor que hoy trabaja en las unidades de fisioterapia en AP, coincidirá conmigo que parece “algo” distinto al diplomado del año 91 que dio forma a nuestro papel en este nivel asistencial, sin embargo el marco legal no varía. Por ejemplo en aspectos tan obvios como el acceso directo como profesional de primera intención, a pesar de que la literatura avala esta situación y es creciente en este sentido en los últimos años a nivel internacional, y una realidad en la clínica privada, nuestro trabajo sigue dependiendo exclusivamente de la derivación del médico de familia, siendo el fisioterapeuta el único profesional de AP que no puede ofertar una agenda abierta a demanda del ciudadano.

Para hablar de un buen futuro es necesario hablar de una buena formación. Usted fue decisivo, junto con su compañero Luis Moya, para que la Comunidad de Madrid organizase cursos formativos. ¿Me puede concretar en qué han consistido estos cursos, si ya han pasado todos los fisioterapeutas que se dedican a la atención primaria y cuándo finalizan o si ya han finalizado?

Efectivamente, gracias al contacto establecido desde el Colegio hace un par de años comenzamos a reunirnos con los responsables de formación de la Gerencia de AP para sensibilizarles sobre la necesidad de ofertar cursos dirigidos específicamente a fisioterapeutas que cubriesen nuestras carencias y necesidades de actualización y formación continuada. Hemos avanzado poco, pero vamos afianzándonos en este sentido año a año. El presupuesto asignado actualmente apenas permite organizar 25-30 horas de formación al año, y gracias al apoyo del colegio que financió varias ediciones del curso de introducción al manejo de la EPOC en Fisioterapia en AP se pudo proporcionar acceso al curso a casi el 75% de fisioterapeutas en plantilla durante el año anterior. Además se han organizado dos ediciones del curso de prescripción de ejercicio terapéutico desde la Gerencia y próximamente se va a celebrar una edición de un curso de Neurodinámica enfocada a la fisioterapia en AP. La cantidad de horas limita mucho la profundidad que los docentes pueden dedicar al tema en cuestión, pero por lo menos nos sirve de orientación para luego continuar profundizando con lecturas sobre el tema con mucho más criterio, por ejemplo.

¿Qué importancia tiene el reciclaje en su profesión?

Como cualquier profesional sanitario, estamos obligados por ley a actualizarnos, lo menos que podemos esperar es que el acceso a esta formación se nos facilite lo más posible desde las instituciones.

¿Cómo ve esta especialidad en un futuro cercano?

Un futuro complejo, que dependerá en gran medida de la voluntad de cambio de los fisioterapeutas, y de la voluntad política de las instituciones para dejarnos avanzar. Capacidad desde luego tenemos de sobra, sólo tienen que dejarnos hacer.

Además de la organización de estos cursos, ¿qué otras propuestas le trasladaría a la Comunidad de Madrid para mejorar el funcionamiento de este servicio y la atención a los pacientes?

Cambio en el modelo asistencial, priorizando los objetivos en la promoción y prevención, más que en la parte puramente curativa o rehabilitadora. Definir mejor los criterios de accesibilidad a través de filtros que permitan clasificar las patologías de alta prevalencia y baja discapacidad en función de la intensidad de tratamiento y la complejidad terapéutica de las mismas por encima de etiquetas diagnósticas. Que se tenga en cuenta la circunstancia específica del tipo de abordaje continuado que hace el fisioterapeuta a la hora de elaborar las agendas asistenciales, y no se intente adaptar el mismo sistema que se utiliza en medicina o enfermería porque nuestros trabajos son diferentes, y otros muchos por ejemplos que se me ocurren, tan solo tiene que haber voluntad.

¿Cómo es su relación con la Dirección General de Atención Primaria?

Francamente satisfactoria con la mayoría de los interlocutores con los que he coincidido, siempre que hemos tenido oportunidad de tratar un tiempo con distintos responsables y les hemos podido explicar nuestras circunstancias han sido muy receptivos. Otra cosa es que eso se traduzca después en todos los cambios pertinentes que se esperan, pero me consta que son sensibles a nuestras solicitudes, y prueba de ello entre otras cosas es la celebración de la I Jornada de Unidades de Fisioterapia en Atención Primaria de la Dirección General de Atención Primaria del 27 de noviembre.

En cuanto a los pacientes, según datos de la Comunidad de Madrid, cada año 138.000 madrileños reciben asistencia médica en las Unidades de Fisioterapia de la Red de Atención Primaria de la Comunidad. ¿Se cubre la demanda en fisioterapia en atención primaria? Hace un año, el número total de fisioterapeutas dedicados a la atención primaria era 159. ¿Ha variado desde entonces?

Según datos de 2013 somos 164 en plantilla, poco ha variado, y los datos de accesibilidad a las unidades de fisioterapia no superan el 2% de la población asignada a cada unidad (en torno a 40.000 usuarios asignados de media). Teniendo en cuenta un estudio reciente de Quintanilla y Lebrijo (2013) que cifra en el 30,2% los problemas que recibe un médico de familia en su consulta que son susceptibles de ser derivados a fisioterapia en atención primaria, según la cartera de servicios actual; hay en torno a un 28% de pacientes que no están recibiendo el tratamiento que requieren, haciendo una estimación rápida según estos datos, insisto.

¿Cree que está cerca el momento de dejar de ser ‘unidades de apoyo’?

No, sinceramente no veo que ese momento esté próximo. Operativamente las unidades dependen ya de la dirección de centro del centro de salud dónde están ubicadas físicamente, pero en la realidad seguimos siendo “unidades de apoyo” para todos dentro de la organización. Es una reivindicación más que se repite año tras año.

¿Cree que se necesita un cambio de modelo en la atención primaria o bastaría con un reforzamiento del servicio de fisioterapia? Si esto sucediera, ¿qué consecuencias positivas cree que esto tendría?

Aumentar los recursos sin cambiar el modelo no soluciona en nada la situación actual de tratamientos con poca base científica, el clásico “10 sesiones” para todo, y que los objetivos terapéuticos no sean prioritarios para evaluar la actividad del profesional no va a cambiar metiendo más fisioterapeutas. De hecho, aumentar la oferta en este tipo de servicios suele redundar en un aumento de la demanda si no se organiza de una manera racional. Que más fisioterapeutas hacen falta, es una obviedad, pero es mucho más importante la reestructuración de los servicios, que el simple aumento de plantilla.

Acabáis de organizar una jornada sobre atención primaria. ¿Cuál ha sido vuestro objetivo?

En esta ocasión, al tratarse de la I jornada organizada desde la Dirección General de Atención Primaria, el objetivo es visibilizar la situación actual de la fisioterapia en este nivel asistencial y proponer un impulso para el cambio de aquellas cosas que se pueden hacer de otra manera.

¿Qué conclusiones se pueden sacar de estas jornadas?

Es complicado resumir en pocas palabras todo lo vivido, ha sido una jornada muy intensa y completa desde el punto de vista científico y organizativo. La presencia en la mesa inaugural del Viceconsejero de Asistencia Sanitaria de la CAM, el Director General de AP, el Gerente del H. Clínico y el Decano del Colegio de Fisioterapeutas ha puesto de manifiesto el apoyo institucional que venimos reclamando desde hace tiempo. La ponencia inaugural del Prof. Alfonso Gil ha sido de un altísimo nivel, y el resto de ponentes y comunicantes han sabido mantenerlo durante todo el evento. La jornada ha cumplido con creces el principal objetivo que era establecer un espacio de intercambio de ideas y propuestas de los Fisioterapeutas de AP de la Comunidad de Madrid.

¿Cuál ha sido la respuesta de los profesionales?

La respuesta ha sido muy satisfactoria, en torno a los 200 asistentes finalmente, la mayoría fisioterapeutas de AP como era de esperar, pero también varios médicos de familia y enfermeras, y muchos de los directores asistenciales y responsables de centros, han asistido para compartir la propuesta que desde la organización habíamos realizado para estas primeras jornadas de unidades de fisioterapia de la gerencia de atención primaria del servicio madrileño de salud.

¿Tienen pensado organizar futuras ediciones?

En este sentido se ha manifestado el Director General de AP, Antonio Alemany, y el Viceconsejero, Javier Maldonado, que nos han emplazado ya para comenzar a preparar las segundas jornadas el año que viene, así que previsiblemente seguirán celebrándose en años sucesivos, y espero que se conviertan en ese espacio en el que podamos juntarnos para compartir nuestras experiencias e inquietudes profesionales, y hacer crecer la fisioterapia en el primer nivel asistencial.

¿Cree que los fisioterapeutas que trabajan en Atención Primaria son conscientes del apoyo y trabajo que realiza para ellos el CPFCM?

Es una pregunta complicada de responder ya que no puedo hablar más que por mi mismo, pero mi percepción es que en estos últimos años si que se ha podido sentir el impulso que desde el colegio se ha realizado para fomentar la formación de los profesionales y el cambio en las unidades de fisioterapia en AP, y es pertinente remarcar el interés de que ese apoyo se incremente en el futuro, tal y como ha mencionado el actual Decano en la mesa inaugural, y ha remarcado en la presentación del video promovido por el colegio, al quedar patente que hay mucho trabajo por hacer, y que aunque somos pocos en número en relación al total de colegiados, la posición estratégica que supone la atención primaria para la fisioterapia madrileña bien merece el esfuerzo.

Etiquetas: , , ,

Leave your comment


Leer entrada anterior
Un impulso para la Fisioterapia en Atención Primaria. Conclusiones

Tal cual reza el título de esta entrada lo hacía el lema de la I Jornada de Unidades de Fisioterapia...

Cerrar